shadow

Cuentan las malas lenguas que en cierta ocasión Neil Gaiman viajó hasta Northampton para visitar a Alan Moore. Los dos escritores comieron en un restaurante y aprovecharon para ponerse al día. Alan describió a Neil la última escena que estaba escribiendo, el asesinato y evisceración de la prostituta Mary …