shadow

Si quieres participar en el NaNoWriMo de este año, eso es exactamente lo que te recomendamos que hagas: prepararte. Si planificas tu historia antes de escribirla, evitarás algunos de los momentos de bloqueo que puedan asediarte durante el mes de noviembre, pero, además, también conseguirás escribir un primer borrador mucho mejor que si simplemente te lanzas a la piscina sin organizarte antes.

 

NaNoWriMo

 

En el artículo de hoy vamos a tratar dos asuntos relacionados con la dura tarea de enfrentarse al reto del NaNoWrimo: uno es el de la preparación previa; otro, el de cómo superar las trampas que tu crítico interior te tenderá a lo largo del proceso para que abandones.

Vamos a ello.

 

El trabajo previo

Aún quedan dos semanas para que comience el NaNoWrimo, así que tienes tiempo de ir calentando motores. Para ayudarte a hacerlo, te proponemos la siguiente lista, con 20 puntos de trabajo que te facilitarán mucho la escritura de las 1667 palabras/día que debes conseguir si quieres alcanzar esa meta de 50000 palabras para el 30 de noviembre.

Esta lista te ayudará a preparar la información más importante sobre tu historia y es posible trabajarla dedicándole tan sólo 15 minutos a cada uno de los puntos. ¿Estás preparado?

  1. Realiza una lluvia de ideas y compón la premisa de la que más te llame la atención para comprobar que es la adecuada para tu historia.
  2. Define el escenario en el que va a tener lugar (tiempo y espacio).
  3. ¿Quién es tu protagonista?
  4. ¿Qué objetivo persigue?
  5. ¿Cuál va a ser el conflicto principal de la historia?
  6. ¿Quién es el antagonista?
  7. ¿Qué motivo le mueve a enfrentarse con el protagonista?
  8. ¿De qué forma lo va a hacer? ¿Qué obstáculos va a interponer entre el protagonista y la consecución de su objetivo?
  9. ¿Cómo vas a empezar la historia?
  10. ¿Cuál va a ser el desencadenante?
  11. ¿Cuál va a ser tu primer punto de giro principal?
  12. ¿Y el segundo punto de giro principal?
  13. ¿Qué es lo que va a ocurrir en el primer acto (Planteamiento)?
  14. ¿Y en el segundo (Desarrollo)?
  15. ¿Y en el tercero (Desenlace)?
  16. ¿Cuál es el tema o mensaje que quieres transmitir con esta historia?
  17. ¿Qué subtramas vas a incluir?
  18. ¿Quiénes van a ser tus personajes secundarios?
  19. Escribe una lista con los capítulos que van a componer tu novela.
  20. Define cada uno de los capítulos con las escenas que lo van a integrar.

Trabajar estos puntos no te asegura el éxito de acabar el NaNoWriMo, pero sí el de acercarte bastante, caso de que no lo consigas, y, sobre todo, el de acabar con un primer borrador mucho más completo, mejor escrito y estructurado que si no lo hicieras. Así que ponte a ello, que aún tienes tiempo.

 

El crítico interior que llevas dentro

Si has realizado las tareas del epígrafe anterior, ya tienes una parte del camino andado: la etapa previa al reto. No obstante, aún queda lo más duro: enfrentarse al desafío que supone participar en un NaNoWriMo.

A lo largo del mes de noviembre vas a pasar por muchos estados anímicos. Algunos, eufóricos; otros, de bajonazo y uno de los mayores causantes de estos últimos va a ser la autocrítica que vas a realizar sobre tu trabajo. Ese duro censor se va a ocupar de minar tu camino y ponértelo muy difícil.

Vamos a ver cómo podemos enfrentarnos a él y minimizar sus embestidas. Pero, primero, definámoslo.

Tu voz autocrítica

AutocríticaTu crítico interior es un concepto psicológico que se utiliza para describir una parte de tu personalidad que juzga, y normalmente menosprecia, lo que haces e incluso a ti mismo. Es una voz destructiva que te hace sentir insignificante y, desde luego, no lo suficientemente bueno para enfrentarse a ese reto que se desea superar.

 

Su función

¿Pero por qué lo hace? ¿Por qué desea que nos autodestruyamos? En realidad el pobre no tiene mala intención. Su función es la de protegernos. Sí, créeme. Esa voz autocrítica que tantas veces da al traste con nuestros sueños e intenciones lo único que pretende es defendernos de la vulnerabilidad que supone traspasar nuestra zona de confort y enfrentarnos a algo nuevo.

Si comienzas a mirarlo de esta forma, puede que tu parte autocrítica no te parezca ya tan agresiva. Quizá incluso puedas comenzar a tratarla como una amiga que te aconseja (de forma un poco brusca, es verdad, pero que intenta ayudarte, al fin y al cabo) y puedas afrontar sus arremetidas de forma mucho más inteligente y eficaz. Simplemente escuchándola, agradeciéndole sus consejos y después haciendo lo que realmente quieres hacer. En este caso, escribir y superar el NaNoWrimo.

 

Su apariencia

De todas formas, si te cuesta verlo así, como la voz de un consejero que busca tu bien, sería conveniente que conozcas de qué formas puede hacerse presente y qué puedes hacer tú para anticiparte a su función destructiva y combatirla.

Suele atacar por tres diferentes flancos y para cada uno de ellos debes adoptar una estrategia de defensa distinta:

 

  • En la mente

Nuestro crítico interior no deja de ser un sistema de pensamiento, un sistema limitante, eso sí. Por eso aprovecha los momentos en los que nos encontramos atascados para atacar: ese instante en el que te topas con un problema y no eres capaz de dar con la solución, o cuando no te encuentras ante una disyuntiva y no sabes qué opción elegir, o cuando te pones a analizar lo que has trabajado…, esos son los momentos en los que nuestro crítico interior hace su agosto.

Posible solución: cuando te sorprendas a ti mismo con pensamientos destructivos del tipo: “¿Cómo puedo llamarme escritor” o “¿Qué estoy haciendo! Vaya forma de perder el tiempo. Nunca conseguiré escribir una novela”, identifica ese pensamiento como la voz con la que tu autocrítica te está hablando y utiliza la voz de tu razón para contestarla. No dejes de hacerlo.

 

  • En el cuerpo

Nuestra voz autocrítica también se muestra a través de la somatización. A veces ataca por ahí. Nos sentimos tensos, nos dan tirones, nos duelen los músculos, la cabeza… A veces incluso afecta a la respiración y entonces inhalamos pequeñas bocanadas de aire que terminan por hacernos sentir ansiedad.

Somatización

Posible solución: comienza por moverte. No dejes que te paralice. Si lo haces, las molestias se acentuarán, en lugar de disolverse con el movimiento. Vete a dar un paseo, caminar relaja, cuerpo y mente. Sentirás que la tensión poco a poco va disminuyendo y que los músculos se distienden.

En cuanto a la respiración, párate un momento, deja de escribir. Siéntate cómodamente y vuelva consciente tu respiración. Inspira lentamente, retén el aire unos segundos y luego expúlsalo con fuerza. Al cabo de unos minutos verás que has normalizado tu respiración y que te sientes más tranquilo.

 

  • En el espíritu

Cuando te sientes desanimado bien porque tu creatividad parece haberse acabado o porque crees que la inspiración te ha vuelto la espalda, la voz autocrítica que todos llevamos dentro aprovecha esta nueva oportunidad que le brindas. Es como si interpusiera diques insalvables entre tú y esa fluidez que necesitas para componer tus textos.

Posible solución: cuando esto ocurra, piensa que la voz crítica está interponiéndose entre tú y tu creatividad. No es que ésta se haya agotado, se trata de un simple acto de sabotaje por parte de ese autocrítico que intenta desestabilizarte. De nuevo es momento de que tu razón se haga oír y se imponga a esa voz ladina que te susurra maldades al oído.

 

¿Te ha gustado el artículo? ¿Te ha sido de ayuda? Cuéntanoslo en los comentarios y dinos también cómo afrontas tú la autocrítica destructiva con que muchas veces nos dañamos los escritores.

Suscríbete y llévate gratis el e-book

ipad 18 consejos"18 consejos que mejorarán tu novela"

y nuestras check-lists para revisarla

Únete a la aventura de Ateneo Literario

* campo obligatorio

Autor

facebook-profile-picture
Ateneo Literario

Comments

  1. C. F. Durá    

    Gran artículo doble.
    La lista de cosas que tener claras antes de empezar a escribir es clave para mí. Ya he tratado de escribir un relato sin mapa y estuve bloqueada semanas y semanas. En cambio, cuando me siento a escribir la novela que tengo estructura según los consejos de esa lista, gracias a vuestro curso de policíaca, aunque no esté de humor, sé sobre qué debo escribir ese día y tengo algo a lo que agarrarme y empezar. Imprescindible seguir la lista para el nanowrimo, desde luego.
    Y la segunda parte del artículo… De aplicación casi diaria.
    Gracias por los consejos. A ver si sobrevivimos a un noviembre cargado de letras.
    Un saludo

    1. Ateneo Literario    

      Hola C. F. Durán.

      Seguro que sí sobrevives y seguro que también acabas el mes con unos cuantos capítulos de tu novela escritos.

      Nos alegra que disfrutaras y aprendieras con nuestro Taller de novela policíaca. Nosotros guardamos un gran recuerdo de ti 🙂

      Un saludo y a por el mes, que no se diga que el NaNoWriMo puede contigo 🙂

      facebook-profile-picture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *