shadow

Izaskun Albéniz, alumna del taller de novela policíaca, nos habla hoy del reciente festival Pamplona Negra, en el que ha tenido la oportunidad de participar. Desde Ateneo le damos las gracias por querer compartir con nosotros sus experiencias prácticas de esos días, y así como por el magnífico artículo que ha escrito y que se publicará en dos partes.

Disfruta hoy de la primera, pero estate atento al jueves, día en que publicaremos la segunda. Izaskun tiene mucho que contarte y que enseñarte: Teoría y práctica de un festival de novela negra

 

Pamplona Negra

 

¿Qué aporta Pamplona Negra a tu trayectoria de escritor?

Cuando Ateneo Literario me brindó la oportunidad de escribir acerca del Festival Pamplona Negra, acepté de inmediato pero también lo pensé detenidamente. ¿Cómo enfocar el artículo? Podría hacer una crónica del evento, pero eso ya lo puedes encontrar aquí.

AlexisRavelo

Alexis Ravelo

Asimismo, valoré la posibilidad de contar la parte más subjetiva de las Jornadas. De esta forma podría descubrir la faceta menos conocida de los escritores. Por ejemplo que Alexis Ravelo es tan ilustrado como entrañable, que parece imposible que la mirada inocente de Dolores Redondo esconda una pluma capaz de escribir tamaños crímenes o que Andreu Martín es un fabuloso actor que maneja el pulso narrativo y dramático de manera magistral (es capaz de recoger en una misma ponencia un chiste, un trocito de su obra o traer a colación al mismísimo Shakespeare o a Allan Poe manteniendo en todo momento la atención de la sala).

 

AndreuMartin

Andreu Martín

Pero no. Eso tampoco resulta demasiado provechoso para tu carrera de escritor. Así que me decanté por la parte práctica, por la parte útil de todas estas Jornadas. ¿Qué puede aportar un festival como Pamplona Negra a tu trayectoria como escritor de Novela Negra? A continuación te trasladaré cinco valiosas reflexiones que los autores de esta segunda edición tuvieron a bien compartir con todos nosotros y que estoy segura que te serán de gran utilidad.

1. El argumento ideal: Nutrirse de realidad

DoloresRedondo

Dolores Redondo

¿Cuántas veces te has devanado los sesos para encontrar el punto de partida de tu novela, la idea principal? ¿De dónde la obtienes? Mejor aún, ¿de dónde la obtienen los autores consagrados? En el caso del género negro el mejor saco de ideas está en la propia realidad, y los escritores lo saben. Dolores Redondo escribió su trilogía a raíz de una noticia en la prensa que le estremeció. Alexis Ravelo, Andreu Martín y Berna González de igual modo, se inspiran en las crónicas periodísticas. ¿Y ese reportaje entonces es la historia que posteriormente relatan? No exactamente. El artículo es el detonante, el pedernal que facilita encender la hoguera y escribir la historia, pero posteriormente se moldea el grueso de la noticia conforme a las necesidades del escritor. La premisa en la que todos ellos coinciden es que tiene que ser una noticia que les impacte de alguna forma, que remueva su interior.

BernaGonzalez

Berna González

En la práctica: Destina una de tus libretas para que sea tu Cuadernillo de Argumentos. Rellena sus hojas con recortes de aquellos artículos que generen en ti algún tipo de emoción. Puede que la noticia te resulte incómoda o que te cree perplejidad. No importa. Lo interesante es que recabes toda esa información de prensa (tanto la clásica como la digital) e informativos y nutras las páginas de tu cuaderno. Te aseguro que es una de las mejores maneras de evitar la temida página en blanco y un auténtico banco de ideas.

 

 

2. Valida tu idea: Cercanía vs Universalidad

Susana Rodríguez

Susana Rodríguez

Gracias a tu Cuadernillo de Argumentos ya tienes una idea sobre la que elaborarás tu historia, pero ahora hay que pulirla y validarla. Es decir, ¿cómo sabemos que esa idea es buena, que merece la pena? Una vez más, los autores consagrados nos dan la clave. Berna, Alexis y Susana Rodríguez son muy claros en este punto. Debemos buscar la Universalidad. ¿Cómo? Te preguntarás. Ellos lo explican de manera muy sencilla. ¿Te has preguntado alguna vez por qué obras tan diferentes o distantes en el tiempo como Madame Bovary, Cien Años de Soledad o Crimen y Castigo funcionan todavía hoy en día? Porque hablan de emociones y actos universales como la violencia, la infidelidad, la soledad, los remordimientos o el crimen. Y todos los autores que visitaron la semana pasada la Pamplona Negra abogan por introducir en sus novelas estos elementos que empatizan e identifican al lector con la obra. Pero, a su vez, incorporan un matiz importante al defender que el novelista debe escribir sobre aquello que tiene más cercano, sobre aquello que conoce de primera mano para universalizarlo posteriormente.

En la práctica: Así que… ¿Eres experto en hacer figuritas de origami con los envoltorios de los bombones? ¿Vives en la aldea más pequeña del concejo de Villamínima? ¿Temes que si escribes sobre el lugar que mejor conoces, que si ubicas tus historias allí no le interesen a nadie? No te preocupes. Retoma el argumento que elegiste en el primer paso y traslada esa historia hasta tu localidad. Modifícalo si es necesario y escribe sobre los miedos, anhelos y deseos íntimos de los personajes. Incluye entre las características de uno de ellos tu habilidad con el papel. Habla sobre esa pequeña sociedad y sus corruptelas. ¿Se diferencian mucho de cualquier otra ciudad del mundo? ¿El germen de tu historia podría suceder en otro lugar? ¿Si? Enhorabuena, el argumento que elegiste funciona.

 

No te pierdas el siguiente artículo, en el que Izaskun continuará desgranando esos 5 puntos que ha seleccionado para ti. Mientras tanto, si quieres leerla, puedes encontrarla en su blog, Mis filias y fobias.


banner_poli

 

Suscríbete y llévate gratis el e-book

ipad 18 consejos"18 consejos que mejorarán tu novela"

y nuestras check-lists para revisarla

Únete a la aventura de Ateneo Literario

* campo obligatorio

Autor

facebook-profile-picture
Ateneo Literario

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *