shadow

Es inevitable. Si eres o quieres ser escritor, las dudas estarán ahí siempre, de modo que lo mejor que puedes hacer es empezar a vencerlas desde este preciso instante.

 

Dudas de escritor

 

Te invitamos a leer el artículo. Puede que te ayude en tu lucha 🙂 y, además, te invitamos a un gazpacho.

 

Tus dudas de escritor y cómo puede un buen gazpacho

ayudarte  a superarlas

 

El gazpacho de mi madre es mejor que el de la tuya

El deseo de gustar es humano. Todos queremos caer bien y que se nos tenga en alta consideración, pero, si te paras a pensarlo, te darás cuenta de que se trata de un deseo utópico: no puedes gustar a todo el mundo. No va a ocurrir. Asúmelo, y no sólo como escritor. Desde el punto de vista personal, sucede lo mismo: siempre habrá alguien que no te aguante

Pero esto no debería afectarte como escritor. Todo lo contrario. Debería azuzarte si en tu mente tienes clara la idea de que no escribes para hacer amigos ni para caer bien a la gente, escribes para crear algo que tiene importancia y significado para ti.

El gusto de la gente es variado, como la opinión sobre el gazpacho:

-El que hace mi madre es mejor.

-No, el de la mía.

-No, el de la mía.

-No, el…

pero tu gusto es tuyo, sólo tuyo. Es a ti a quien debes gustar y es a ti a quien debe convencer tu trabajo. Después, lo que los demás digan de él vendrá influenciado por sus propios gustos, y eso es algo arbitrario. ¿Quién decide que los suyos son mejores que los tuyos? Piénsalo. ¿Quién? Recuerda que el gazpacho de tu madre es mucho mejor que el de las madres de los demás y que ellos opinan lo mismo del de las suyas. ¿Quién tiene razón? Yo, por supuesto, porque el gazpacho de mi madre es inigualable, pero dada por cierta tal afirmación, ¿por qué no va a ser el de la tuya el segundo mejor gazpacho del mundo?

 

Aagg, un gazpacho sin sal

¿Sabes cuántas críticas he visto en Amazon del tipo “Todavía no he leído el libro, pero me han hablado muy bien de él” (tres estrellas). O “El libro me llegó hecho un asco, con las esquinas dobladas” (una estrella).

¿De verdad crees que merece la pena degustar gazpachos de ese tipo? ¡Por favor!, ¿no te vas a atrever a escribir porque hay gente sin seso o porque algún cretino esté de mala uva ese día y la pague con tu libro?

Estudia la crítica que te hacen, sobre todo si es negativa, sí, pero para aprender, y date la vuelta con toda tranquilidad para pedir un vaso de agua bien fría cuando te ofrezcan un gazpacho sin sal. Luego bébela y siente cómo te calma la sed.

Mira lo que alguien dijo de Carter & West: Esta novela no es que use un estilo desfasado, que también, es que además tiene una trama pueril que termina por resultar aburrida. Con respecto a la segunda parte, la trama pueril, aplíquese el punto 1. Con respecto a la primera, que es la que me importa en este caso: ¿”Desfasada”? ¡Pues claro! Está emulando el estilo clásico de la novela policíaca de la Edad Dorada. No es un thriller tecnológico. Es una novela que intenta recuperar una época ya pasada, pero con cuyas historias disfruté mucho. ¿Crees que debo sentirme afectada por esa crítica? Pero si la he escrito así adrede. Para mí, ese gazpacho no tiene sal, así que prefiero el agua fresca.

Recuérdalo: las críticas, cuando tienen base; y para gazpachos, el de tu madre.

Sin embargo, mira ésta: […] West es demasiado perfecta mientras que Carter tiene una debilidad que lo hace humano. Una apreciación mínima que no desmerece en absoluto las virtudes de este libro.

Oído cocina y anotado. Aunque en mi mente West no es perfecta y se verá en futuras entregas, he cometido un error en esta primera: no me he esforzado por hacerla más humana.

Aprendiendo, que es gerundio.

 

Tú eres tu propio gazpacho sin sal

¿Eres tu mayor crítico? No es algo que, de por sí, deba asustarnos. Ser exigentes con nosotros mismos es un punto a nuestro favor. Ahora bien, cuando nuestra propia crítica es autodestructiva o nuestros temores nos echan atrás, nos convertimos en nuestros mayores enemigos.

Créeme, ahí fuera hay gente que desea leer tus historias. Gente a la que vas a hacer disfrutar. Gente a la que le vas a proporcionar unas horas de auténtico placer. Gente a la que no harás feliz si no te atreves a publicar tus historias.

La próxima vez que critiques tu trabajo de forma tan demoledora que tu propio cerebro comience a decirte lo mal que escribes y lo muy poco que vales, piensa en esas personas. No permitas que tu propio gazpacho esté soso.

 

La receta de un buen gazpacho

1. Escribe lo mejor que sepas e intenta mejorar cada día. No tienes que ser el próximo premio Nobel de literatura. Sólo tienes que ser tú.

2. No te compares con nadie. Cada escritor se encuentra en una fase diferente de maestría. Esfuérzate en mejorar la tuya. Tú y sólo tú debes ser la medida de tu progreso, al igual que el gazpacho de tu madre lo es con el del resto del universo.

3. Cualquier excusa es buena para dejar de escribir, pero la única forma de mejorar es escribiendo de forma incansable. Si el gazpacho no sale bien a la primera, bébetelo con la nariz tapada e inténtalo otra vez.

4. Disfruta tus éxitos y aprende de los errores. No existe el fracaso, las caídas son sólo oportunidades para mejorar.

Tuitea los ingredientes de la receta con que vencer tus dudas de escritor, hay otros muchos escritores a los que les gustará conocerlas 🙂

 

 

 

 

¿Y tú qué opinas?

Cuéntanoslo en los comentarios

(justo ahí abajo)

🙂

 

Suscríbete y llévate gratis el e-book

ipad 18 consejos"18 consejos que mejorarán tu novela"

y nuestras check-lists para revisarla

Únete a la aventura de Ateneo Literario

* campo obligatorio

Autor

facebook-profile-picture
Ateneo Literario

Comments

  1. Clara Tiscar    

    De todos, me quedo con el de aprender de tus fracasos. Fracasar es importante, significa que lo has intentado, si ya lo usas para aprender ni te cuento.

    1. Ateneo Literario    

      Es el más importante, desde luego, y el que más enseña 🙂

      facebook-profile-picture
  2. Begoña Muniente Ochoa    

    Me encanta escribir, siempre tengo la duda si puede interesar o entretener a alguna persona.
    Resulta interesante poder hacerlo en un medio donde hay personas con más experiencia que tu de las que puedas aprender. Gracias.

    1. Ateneo Literario    

      Esa duda la tenemos todos, Begoña 🙂 El miedo siempre está presente, pero hay que superarlo. No lo tengas. Tú lánzate a escribir y a dar a conocer tus escritos. Las críticas también son una herramienta excelente para crecer como escritores.

      Ánimo y a por ello.

      Saludos 🙂

      facebook-profile-picture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *