shadow

Seguro que has vivido más de una vez alguno de esos momentos en que ves que por más que trabajas no llegas a todo. Esa semana de locura en la que hay que entregar el proyecto, el niño se pone malo y, para colmo, cuando llega el fin de semana viene la familia de visita. Una vorágine en la que no encuentras ni un minuto para escribir…

Agobiada

 

Bueno, todos hemos vivido algún momento así. Yo, de hecho, lo hago con bastante frecuencia 🙁 y, aun así, me las arreglo para ir escribiendo un poco aquí y un poco allá. Hay gente que me pregunta cómo lo hago. No hay secretos, salvo el de aprovechar el tiempo al máximo:

De todas formas, hoy te voy a contar tres pasos que te ayudarán a superar esas semanas horribles en las que incluso (estoy segura de ello) has llegado a pensar en tirar la toalla y olvidar tu sueño de ser escritor. Si alguna vez te vuelve a suceder, recuerda que este artículo puede sacarte del atolladero.

 

Tres pasos para seguir escribiendo cuando la vida no te llega

3 pasos para seguir escribiendo cuando la vida no te llega

 

Por fin es viernes y vuelves a casa del trabajo. Parecía que el fin de semana no iba a llegar nunca. Te quitas los zapatos, te cambias de ropa, te pones algo de beber y te sientas ante el ordenador. ¡Increíble, pero cierto! Estás ahí, en tu estudio, ¡por fin un par de horas para escribir!

Pero hay un problema, no puedes hacerlo. Llevas ya un buen rato frente a la pantalla, que sigue en blanco y en la que el cursor parpadea esperando, paciente, a que lo pongas en movimiento. ¿Dónde están los personajes? ¿Y la trama, en qué punto de la trama te encontrabas? ¿Y cómo tienes que seguir? Echas un vistazo atrás en la historia, a ver si te inspiras, y lo que llega es peor: ahora que vuelves a leer algunos párrafos, te da la sensación de que lo que estás escribiendo no vale nada, es previsible y, además, está mal escrito. Y entonces te preguntas por qué demonios te cruzó un día por la cabeza la idea convertirte en escritor.

Todos hemos pasado por ese momento, de verdad. No es algo que sólo te suceda a ti, así que sé que tiene cura, y estas pildoritas te ayudarán a sobrellevar la enfermedad:

 

Paso 1: Sigues siendo escritor

I'm a writerCuando te encuentres en una situación como la descrita en los párrafos anteriores, lo primero que debes hacer es decirte que, a pesar de todo, sigues siendo escritor. Créeme, dominar la mente y obligarla a pensar así ayuda mucho y es una buena forma de afrontar el bloqueo que se produce por el estrés de una vida acelerada y el no haber podido escribir durante una temporada.

En momentos como éste, tu voz autocrítica aprovecha para atacar con todos sus efectivos. Como ya te conté en el artículo al que acabo de enlazar, la voz autocrítica en realidad es una herramienta de autoprotección. Está bien que se encuentre ahí, al acecho, para cuando sea realmente necesaria, pero debes aprender a dominarla y no permitirle que arruine tu sueño.

Te hará todo tipo de comentarios para llevarte hacia el lado oscuro. Te dirá que estás destinado a fracasar, que tu anhelo de ser escritor es filfa, que lo dejes ya, ¡hombre!, que lo único que haces es perder el tiempo. Pero tú estarás preparado para hacerle frente: tu voz autocrítica te está mintiendo y tú debes ser perfectamente consciente de ello si quieres vencerla.

 

Paso 2: Recuerda qué es lo que te apasiona

¿Te acuerdas de por qué empezaste a escribir? Quizá fue un libro que estabas leyendo y te inspiró una historia. Quizá la historia llegó por sí misma. Quizá…

Fuera lo que fuese, hay una razón que te llevó hasta allí y te convenció de que te quedaras. Y yo la conozco:

Las aventuras que soñabas, los personajes a los que dabas vida, las dificultades que creabas para ellos… Ese precioso misterio que consiste en construir un universo con la única fuerza de tu pensamiento.

Tal vez alguna vez te hayas preguntado si, en realidad, son las historias las que viven en ti, en lugar de ser tú quien vive en ellas. Pero no importa la respuesta. Lo que de verdad tiene valor es la felicidad que experimentas cada vez que te pones a escribir.

¡Pues aprovecha ese motor que te empuja! Si has pasado un tiempo sin vivir esa sensación tan deliciosa, es el momento de que recuerdes cómo es y que traigas de vuelta la idea de que estás en esto por el mero placer de sacar de tu mente los universos que crea.

 

Paso 3: Si tienes que escribir mal, escribe malescribir mal

Puede que después de todo ese tiempo que tu vida agobiante te ha robado para la escritura, creas que todo lo que pones sobre el papel es una porquería.

Vale, es posible que sea así. ¿Y qué? Si tienes que escribir mal, hazlo. No tengas miedo. ¿Recuerdas tu voz autocrítica? Estará afilándose las uñas para saltar y recordárte lo mal que lo estás haciendo. Pero no debe importarte. La buena escritura volverá.

Es como ese humo sucio que sale del tubo de escape cuando arrancas el motor de un coche viejo. Después de expulsar las bocanadas de gases sucios que se quedaron dentro cuando lo aparcaste, el humo volverá a ser normal (y si no lo es, llévalo al taller). Con la escritura sucede lo mismo. Si has pasado un tiempo sin practicar, la vuelta se hace dura por muchas razones, y una de ellas es lo mal que parece salirte.

No te desanimes. Es un proceso por el que tienes que pasar. Persiste y recuperarás la forma 🙂

  • No dejes que la presión te pueda. No hay razón para que lo haga (recuerda que estás en esto porque te hace feliz).
  • No tienes por qué retomar la escritura con la historia que dejaste a medias. Puedes apartarla por el momento y comenzar una nueva si eso te ayuda.
  • Prueba, juega, experimenta. Ya hay bastantes amarguras en la vida como para que nuestra pasión se convierta en otra más.

 

¿Has vivido esta experiencia alguna vez? ¿Cómo la sobrellevaste? ¿Qué hiciste para superar el bache?

Cuéntanoslo en los comentarios. Nos encanta escucharte

🙂

Suscríbete y llévate gratis el e-book

ipad 18 consejos"18 consejos que mejorarán tu novela"

y nuestras check-lists para revisarla

Únete a la aventura de Ateneo Literario

* campo obligatorio

Autor

facebook-profile-picture
Ateneo Literario

Comments

  1. Gloria Gutierrez Bahamón    

    Muy interesante, son reglas básicas cuando se va a escribir, voy a buscan mi documentación especialmente novelas que han gustado. Me encantaría seguir recibiendo sus consejos, es mi primera experiencia escribiendo novelas de fantasia.

    1. Ateneo Literario    

      Gracias, Gloria.

      Nos alegra que el artículo te haya gustado. Si deseas estar al tanto de nuestras publicaciones y, además, recibir contenidos exclusivos, puedes suscribirte a nuestra Boletín quincenal.

      Un saludo y gracias por tu visita y tu comentario.

      facebook-profile-picture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *